Estructurar la sesión de entrenamiento y seleccionar el ejercicio adecuado es fundamental para maximizar el potencial del equipo.  
 

Los ejercicios tácticos son importantes para aumentar la velocidad del juego. También las situaciones de juego ayudarán a mejorar la interacción entre los jugadores.

Como equipo, debemos encontrar las áreas adecuadas en el campo para crear superioridad numérica. Esto ayudará al equipo a obtener una ventaja sobre el rival.

   
Se debe proporcionar un plan de sesión organizado al personal y a los jugadores. Esto ayuda al personal a estar en sintonía y gestionar las expectativas de los jugadores.
   
Trabajar en escenarios tácticos ofensivos durante el entrenamiento ayuda al jugador a familiarizarse con los patrones de movimiento y superar los desafíos para el próximo partido.
   
Trabajar en escenarios tácticos defensivos durante el entrenamiento permite a los jugadores comprender los roles individuales y desarrollar la confianza del equipo.

© 2021 Javier Perez - Todos los derechos reservados